Mensajes del Dominio

Electrópodos

img
Nov
23

electrópodoTal vez el aspecto y comportamiento de los electrópodos no resulte especialmente amenazador. Sin embargo, no dejemos que esto nos lleve a engaño: si bien apenas suponen un peligro en otros entornos, cuando se encuentran en su hábitat natural, las zonas de marzio, suponen un adversario a tener muy en cuenta si no se quiere acabar convertido en otro tripultante caído en acción. Su cuerpo translúcido se vuelve de un intenso color azul cuando han logrado cargarse de energía gracias al mineral, momento en que se vuelven inestables y pueden descargar electricidad sobre aquellos insensatos que se acerquen demasiado. Un órgano situado en la parte frontal de su cabeza transmite la sensación de que cuentan con ojos, aunque en realidad estas criaturas se guían únicamente por las vibraciones que perciben en el suelo, y dicho elemento es lo que utilizan para disparar sus letales descargas eléctricas.

Los electrópodos vagan por zonas en las que la supervivencia resultaría muy difícil para cualquier otra especie, alimentándose de prácticamente cualquier cosa que puedan sintetizar con sus avanzados sistemas digestivos. Recuerdan a los caracoles en la medida en que dejan un rastro de líquido denso y pegajoso conforme avanzan, cuya ingesta resultaría letal para un ser humano. Suelen situarse sobre las vetas de marzio, sobre las que se quedan inmóviles hasta cargar por completo su organismo; una vez han completado dicho procedimiento resultan extremadamente peligrosos, ya que pueden proyectar electricidad sobre una presa como si de rayos se tratase. Suelen llevar a cabo este tipo de ataque de manera coordinada, lo que provoca que el efecto de la descarga sea devastador, conociéndose incluso casos en los que han aniquilado a pelotones completos en cuestión de segundos. Pese a la apariencia débil de sus cuerpos, su capacidad regeneradora es absolutamente extraordinaria, lo que hace muy difícil terminar con esta plaga que hemos detectado en numerosos planetas.

ESPECIFICACIONES SOBRE LA ESPECIE

Tasa de supervivencia al contacto: 80%.

Fortalezas: poseen la capacidad de regenerar su cuerpo a gran velocidad, por lo que es prácticamente imposible destruir a un electrópodo (normalmente se regenerarán por completo en cuestión de minutos). Son inofensivos mientras no hayan cargado sus cuerpos con marzio, pero una vez lo han hecho pueden liberar potentes descargas eléctricas como si de un disparo se tratase, que si bien no resultan letales en sí mismas sí pueden ser extraordinariamente destructivas en caso de que varios electrópodos coordinen su ataque. Suelen moverse en grupos de entre seis y diez individuos, y es raro que una vez asentados en una zona con marzio la abandonen con facilidad.

Vulnerabilidades: si no han completado el proceso de carga de marzio apenas poseen capacidades para provocar daño. Se cree que las armas de tipo 4 o con potencias absolutamente masivas son las únicas capaces de terminar con estas criaturas.

Otros datos de interés: mientras no se sientan atacados es probable que mantengan una posición defensiva e ignoren al pelotón; no son agresivos, pero sí increíblemente obstinados una  vez se los ha provocado. Se han registrado casos en los que estas criaturas han sido capaces de hacerse con el control de un soldado alcanzado por sus descargas eléctricas, logrando comunicarse con los seres humanos mediante el uso de un cuerpo muerto, demostrando así una increíble inteligencia.

Suscríbete a las Noticias

Introduce tu correo electrónico para recibir toda las novedades importantes sobre el sistema Atenea.